Big Papa: La iglesia utiliza millones de datos para captar fieles

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en abril de 2022

¿Usa algoritmos la iglesia para captar fieles?

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo: Big Papa: La iglesia utiliza millones de datos para captar fieles” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

El mejor producto del mundo, la religión católica, tiene el mejor de los beneficios, la vida eterna, el mejor precio, absolutamente gratis, tiene la mejor marca jamás diseñada, la cruz, también posee el mejor manual de instrucciones, el más editado y leído de toda la historia, la biblia, delegaciones en todas partes, en cualquier ciudad, en cualquier pueblo por pequeño que sea y ahora contéstese sinceramente: ¿Usted la ha comprado? Si el producto es tan extraordinario, ¿qué es lo que falla? Falla la comunicación. La comunicación es anticuada, repetitiva, incapaz de conectar con la gente, el resultado es que entre semana busca excusas y el domingo evita ir a la iglesia. O lo que es lo mismo, cambia de canal. Esto lo dijo el mejor publicitario de España de las últimas décadas: Toni Segarra.

Las iglesias y las organizaciones sin fines de lucro, que durante mucho tiempo han utilizado la publicidad tradicional para ganar adeptos, están utilizando otras formas para llegar a sus posibles clientes. ¿Cómo? Por medio de encontrar personas que creen que estar en crisis. Más de 30.000 iglesias de EEUU  cuentan con los servicios de la empresa fundada por este señor. Les presento a Scott Beck. ¿A qué tiene un poco cara de mesías redentor?

Es el director ejecutivo de Gloo, una empresa contratada por aproximadamente el 10% de las iglesias de EEUU según apunta el prestigioso WSJ.

Gloo se encomienda al dios del siglo XXI, el dato, es decir, para enganchar a los fieles. Aplica técnicas de big data similares a las que usan otras empresas, por ejemplo las que emiten tarjetas de crédito para que no te des de baja de sus servicios o mejor aún, para que quieras contratarlos.

¿Al borde del divorcio? ¿Desesperado porque tienes mucha deuda y no puedes devolverla? Las iglesias están listas para ofrecer una intervención digital, con la ayuda de Big Data. Gloo analiza los datos personales y las actividades en línea de los estadounidenses para ayudar a las iglesias que contrata sus servicios a llegar a las personas que probablemente estén inclinadas a recibir sus mensajes y con ello que se unan a sus congregaciones. Gloo ofrece proporcionar a las iglesias la información necesaria para comprender mejor a sus comunidades y enfocar sus ministerios en temas relevantes. Por ejemplo, Para Westside Family Church, un informe generado por la plataforma Gloo en septiembre predijo que el 25% de los matrimonios dentro de un radio de 5 millas pueden estar al borde del divorcio (¿solo?). Es probable que el 26 % de las personas experimente una adicción a los opioides; y el 3% de los hogares tienen personas que están deprimidas o ansiosas.

Nada nuevo bajo el sol. La iglesia se moderniza con toma prestadas técnicas utilizadas durante mucho tiempo por empresas y campañas políticas. La clave está en este caso en identificar datos de momentos personales. Que visitas una página de citas con desconocidos o haces una búsqueda de “cómo tener un matrimonio sólido»… Indicador claro de crisis de pareja. Al final no debemos olvidar que los buscadores se benefician del suero de la verdad… Les contamos o les preguntamos todo. Nos atrevemos a hablar con Google lo que no le contamos a nadie…. Porque pensamos que detrás de la cajita donde insertamos nuestras tribulaciones no hay nadie… Pero sí, amigos del no lo veas. Hay miles y miles de personas, o peor, de ingenieros que analizan lo que hacemos. Las iglesias dicen que los datos les ayudan a encontrar miembros de manera más efectiva. “Quieren saber quién es usted, quieren predecir su comportamiento, su probabilidad de abandonar un programa; son los mismos conceptos que se aplican a un banco”.

Ya que hablamos de servicios financieros… hay cosas que no tienen precio y para todo lo demás (incluida la fe)….

Por cierto, dos argentinos, Luis Alberto Apesteguia y Luis Moreno, demandaron a la empresa que utilizaba este slogan en el 2012 argumentando que les habían robado la idea.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.