¿Cómo evitar que la pandemia acabe con la tienda de la esquina?

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en julio de 2020

¿En qué no debes competir con Amazon?

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “¿En qué no debes competir con Amazon?” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

No sé si saben que antes de la pandemia más del 40% de las parejas heterosexuales se conocían on-line y no como dios manda, en el bar de la esquina o en la biblioteca de la facultad. Probablemente hoy día ya es más de la mitad, la mayoría de parejas, porque durante la pandemia ligar on-line era técnicamente lo único que podías hacer (bueno, podías intentarlo en el momento de aplaudir desde el balcón de casa pero, francamente, no era la ocasión de preguntar “¿estudias o trabajas?”).

Desde que el internet abierto, fundado a principios de los 90 (hace 30 años), siempre que hemos hablado del mundo digital hemos dicho aquello de “la mayoría de las personas no están conectadas o “la mayoría no tiene un teléfono inteligente” o “el tamaño de la población que está off line es más grande que el on-line haciendo esto”.

Bien, además del dato de las parejas, dos apuntes adicionales de hoy:

  • Más de 4.000 millones de personas, el 75% de la población adulta del planeta, tienen un teléfono inteligente
  • Más del 80% de los adolescentes estadounidenses tienen un iPhone.

Eso todavía no es literalmente todo el mundo, pero la idea predeterminada que teníamos se ha revertido. Ahora somos más los que estamos on-line que los que no lo están, y, lo más importante, todos estamos dispuestos a usar el on para cualquier parte de nuestras vidas, si nos ofrecen la propuesta adecuada.

Hoy, cualquiera puede y hace cualquier cosa on-line, empezando por ligar y acabando por comprar pañales (la otra cara de la misma moneda). No quiero decir que todos lo hagamos todo on-line pero está claro que todos hacemos muchas, muchas cosas on-line.

De hecho, en los últimos meses hemos vivido una etapa en la que a modo de experimento social nos hemos visto forzado a hacer las cosas on-line. O lo hacías así o no lo hacías. Hemos comprado multitud de cosas on-line que antes no lo habríamos hecho (yo mismo he comprado pan en mi panadería de confianza on-line) y también personas que no habían comprado nunca han comenzado a hacerlo.

¿Cómo afecta esto al retail, al comercio minorista? ¿Qué va a quedar después de la pandemia? Si tu necesidad es acudir a una “tienda-almacén” donde sencillamente tienen ese producto que necesitas perfectamente preparado para que te lo lleves y no te ofrecen nada más, es probable que esa propuesta sufra más que otras, porque esto es una necesidad que con buena logística es fácilmente sustituible. Y ahí Amazon es imbatible. Sin embargo, si tu propuesta está relacionada con servicio, experiencia, descubrimiento…. ahí la tienda off-line pero también otras propuestas on-line que no sean Amazon tienen mucho ganado. Amazon lleva 20 años haciendo que comprar sea sobre todo un tema de logística. El resto del retail no debe intentar competir en ese terreno.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.