¿Cuál es la nueva ley que afecta a todos los profesionales en su trabajo?

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en diciembre de 2020

¿Cuál es la nueva ley que afecta a todos los profesionales en su trabajo?

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo «¿Cuál es la nueva ley que afecta a todos los profesionales en su trabajo?» en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

Todos hemos escuchado hablar de la ley de Moore. Gordon Moore, cofundador de Intel, la desarrolló en 1965 referida a la tecnología de micro-procesadores: Cada 2 años aproximadamente se duplica la capacidad de procesado de los chips.

Para ilustrar la velocidad de la evolución de la tecnología de la que hablo ahí va un ejemplo: en 1978, un vuelo comercial entre Nueva York y París costaba cerca de 900 dólares y tardaba 6 horas. Si los mismos principios de la ley de Moore (que se han utilizado en la industria de los semiconductores desde 1978) se hubieran aplicado a la industria de la aviación comercial, hoy ese vuelo costaría cerca de un centavo de dólar y habría tardado menos de 1 segundo en realizarse.

Desde los años 60 hasta aproximadamente el 2010 se ha ido cumpliendo en promedio casi a rajatabla y sigue evolucionando a un ritmo exponencial.

Nada en la historia de la humanidad, en los miles de años que llevamos en la tierra, ha evolucionado a esta velocidad ni remotamente pero nuestro cerebro y desde luego nuestras capacidades no han evolucionado a la par y nuestra facultad de adaptación tampoco. La implacable evolución de la tecnología es fantástica para las empresas porque permite hacer cosas inimaginables hasta hace muy poco.

Pero, si la tecnología aporta los elementos necesarios para la transformación digital, ¿por qué no avanza como esperamos? Esta pregunta lleva persiguiéndome desde hace años.

Los profesionales, especialmente los altos ejecutivos de las empresas, también se la formulan. Ven la paradoja, intuyen respuestas…, pero no tienen pautas claras de actuación. Ellos saben que la TD tiene un impacto extraordinario en el presente y el futuro de sus empresas.

Lo que pasa es que lo que es bueno para las empresas no siempre es bueno para los directivos y los empleados de las compañías. Porque el cambio incesante y exponencial que afecta a la empresa impacta sobre todo en primer lugar a los profesionales, a las personas. Así que la ley de Moore es solo una parte de la ecuación de la transformación digital de las empresas.

Probablemente debamos tener una nueva ley presente: La tecnología cambia rápido, pero los profesionales cambiamos lentamente. La podemos llamar la ley de Pablo, así sin más.

A esta conclusión he llegado tras analizar más de 30.000 respuestas de centenares de profesionales en una investigación realizada con empresas que tienen presencia en todo el mundo y que me ha llevado más de dos años. Los resultados preliminares los publiqué en esta revista.

Hablando de Harvard, uno de sus profesores, Raj Chetty, de la facultad de economía ha denunciado que la probabilidad de poder estudiar en esa universidad es 103 veces mayor si tus padres disponen de una renta muy, muy alta respecto de aquellos que la tienen más baja. Escandaloso.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.