¿Debe saber de tecnología el director general?

Septiembre de 2019, artículo publicado originalmente en El Periódico de Catalunya

¿Debe saber de tecnología el director general?

Son decenas de horas de entrevistas en profundidad a unos 50 primeros ejecutivos y consejeros de importantes empresas, centenares de conversaciones informales mantenidas en diversos foros y miles de páginas leídas de investigaciones de otros colegas del mundo de la academia.

Hoy voy a compartir lo que he aprendido en este tiempo de investigación acerca de la siguiente pregunta: ¿Debe o no debe saber de tecnología un director general? ¿Hasta dónde debe llegar su conocimiento? Existen dos escuelas de pensamiento.

Por un lado, los “No, un director general debe ser un generalista” y por el otro, “Sí, debe saber mucho porque el mundo se ha vuelto demasiado digital y sin tecnología no vas ni a la esquina”. Creo que ambos ángulos tienen algo de correcto y algo de equivocado.

El CEO debe comprender las implicaciones de la tecnología, pero no tiene por qué saber tecnología en sí

Una serie de consideraciones previas para responder a la pregunta:

  1. El mundo digital te arrastra quieras o no. Cada vez el entorno on line va a estar más presente.
  2. Esto no significa que debas volverte loco con el tema como directivo, sino entender qué caminos, qué opciones vamos a ser capaces de construir gracias a la tecnología.
  3. No confundamos la disrupción con la evolución. La mayoría de empresas necesitan evolucionar, no disrumpir.
  4. Ambas habitualmente comienzan con clientes insatisfechos (con diferente grado de insatisfacción), no con tecnología, porque cuando el sabio señala al cliente el necio mira la tecnología.
  5. Las organizaciones que entienden bien la transformación digital saben que deben trabajar aspectos como capacidades, cambio, cultura de empresa, agilidad o reorganización equipos, pero no tecnología.

Retomando la pregunta, la conclusión es sencilla: el director general debe tener una visión clara de cómo quiere trabajar con sus clientes y, adicionalmente, deberá saber de tecnologías, pero no de tecnología. Es decir, debe poder entender las implicaciones que tienen para su empresa la inteligencia artificial, IoT, algoritmos, realidad virtual, robótica… Porque será a través de estas tecnologías como podrá articular una propuesta útil de valor para los mercados (clientes) que quiera atender.

Casi ninguna empresa hace nada para que su comité de dirección aprenda de tecnología

Por tanto, deberá tener un conocimiento no técnico (nadie pide que sea un científico de datos o un programador), pero debe poder visualizar qué puede hacer con estas tecnologías para evolucionar o disrumpir su compañía, es decir, transformar. Esto exige un aprendizaje continuo.

Y aquí viene la bomba: Prácticamente el 100% de las empresas que he entrevistado me dicen que no hacen (casi) nada con su comité de dirección para que aprendan de tecnologías. Como mucho aprenden herramientas y suelen pedir a capas inferiores de la empresa que las usen. Queremos transformar las empresas, pero lo veo difícil sin transformar a los directivos. Porque las empresas aún son personas.

 

Add CommentYour email address will not be published

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.