¿Devoluciones tras las compras en Blackfriday y Navidad? Esta es la solución que viene

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en noviembre de 2021

La solución que no conoces para tus devoluciones del ‘black friday’ y Navidad

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo: La solución a tus devoluciones del ‘black friday’ y Navidad en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

El dato: Según un informe, el 66% de los compradores estadounidenses dijeron que es más probable que compren un artículo on-line cuando se puede devolver en una tienda local.

Preferimos devolver lo que compramos en una tienda que mandarlo por correo o mensajero. Nos gusta más, nos da más confianza. El problema es que no todo lo que compramos on-line tiene una tienda cerca de casa en la que devolverlo.

Las ventas on-line no paran de crecer y en Navidad aceleran. Deloitte pronostica que aumentarán entre un 7 y 9%. Lo que pasa es que las cifras no son más altas porque reconocemos que es un dolor de cabeza, por no hablar de otra parte de nuestra anatomía, realizar devoluciones. Las devoluciones son también un auténtico problema para las empresas que venden esos artículos on-line porque afecta a su rentabilidad, especialmente si son pequeños comercios. En general la tasa de devolución de productos on-line es 3-4 veces más alta que cuando compramos en el mundo físico. Es obvio que si los consumidores tienen una experiencia difícil al devolver regalos hará que sea menos probable que compren allí en el futuro. Afortunadamente para los minoristas (y los consumidores), está surgiendo alguna alternativa para ayudar a las tiendas a superar el dolor de cabeza de las devoluciones.

En EEUU, Happy Returns, por ejemplo, es una empresa que ofrece devoluciones en persona para compras en línea, lo que permite a los compradores evitar el envío de artículos por correo (que, por cierto, puede conllevar algunas tarifas de envío y de transportista elevadas). La idea es que un comercio minorista, una tienda de barrio, se asocie a esta empresa y a partir de ahí puede ir a uno de los casi 4000 puntos de recogida para entregar el producto a devolver, momento en el que por cierto, el comprador recibe un reembolso inmediato. La compañía, propiedad de PayPal, se asoció recientemente con la cadena Staples para expandir su red de devolución a con 1,000 ubicaciones adicionales (hasta las 3800 que mencionaba). Estas ideas que permiten competir mejor al comercio minorista es bien.

Quien no ha devuelto el producto, sino que se ha forrado vendiéndolo es Nick Fiorella, el propietario de unas zapatillas deportivas que Micheal Jordan usó en un partido de 1984.

El precio, 1,5 milloncejos. ¿Vendrán lavadas o el sudor concentrado de los pies del astro del baloncesto hace que coticen a la alza?

Más ideas en el próximo No Lo Veas.