El agujero que dejan las compras en Black Friday y Navidad

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en diciembre de 2021

La resaca de la Navidad y del Black Friday de la que nadie habla: pagos a plazos y devoluciones

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo: El agujero que deja a particulares y empresas el Black Friday en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

¿Compraron regalos en el Black Friday? Los cursis la llaman la fiesta del consumo, en fin. ¿Están a tope con las compras de estas fechas navideñas? De lo que no se habla es de los problemas que deja para particulares y empresas:

  • Pagos atrasados
  • Devoluciones

Vamos con el primero:

Según el CEO de Pay Pal, ya saben el método de pago que empieza a estar un poco pasado de moda y que corre el riesgo de ser disrumpido en el sector Fintech, durante el último Black Friday» han visto un aumento interanual del 400% en volumen del ‘compre ahora, pague más tarde’. Agregó que más de 9 millones de personas han utilizado su servicio señalando que «Está en auge en este momento».

Los servicios de “Compre ahora, pague después” se han disparado en popularidad, a la vez del gigantesco crecimiento del comercio electrónico que se ha producido desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, estos servicios también han atraído el escrutinio de los reguladores, preocupados porque conducirá a un mayor endeudamiento, especialmente entre los consumidores más jóvenes.

De hecho, según Reuters, uno de cada tres compradores de EEUU no ha conseguido devolver una o más de las cuotas pendientes de pago. PayPal, sin embargo, sostiene que disponen de unos de las tasas de morosidad más bajas. Quizás por eso, porque tienen cash, Dan Schulman, el CEO de PayPal admitió el mes pasado que estaba considerando comprar Pinterest, una fusión que de producirse estaría valorada en unos 45.000 millones de dólares, una de las fusiones más caras de la historia si se hubiera llevado a cabo. Schulman sostiene, hablando de posibles adquisiciones, que está interesado no donde está el mundo hoy sino donde va a ir el mundo. Parece que su filósofo de cabecera es el famoso Edson Arantes, alias Pelé, al que se le atribuye la frase: yo no corro donde está la pelota sino donde va a estar.

En cuanto a las devoluciones, especialmente en fechas como el Black Friday cuando compramos mucho on-line, según Optoro, una empresa especializada en la gestión de devoluciones, tenemos mayor tendencia a devolver los productos que cuando lo hacemos off-line. La diferencia es espectacular: mientras que off-line devolvemos entre un 4 y 6% de lo que compramos en on-line la cifra es hasta tres veces más elevada (y en navidades o por el Black Friday aún aumenta más, hasta un brutal 50%).

Así que más ecommerce es más devoluciones. Más devoluciones es menos rentabilidad para las empresas (al final tiene un impacto en la cuenta de resultados gestionarla) y sobre todo, aquí viene lo preocupante, más contaminación para el planeta. Piensen que si devolvemos en tienda se evitan cuestiones como el packaging necesario para ser devuelto por mensajería y se concentra en un solo punto la entrega de producto, logrando ser más eficiente y polucionando menos.

No sé si sabes además que muchos productos que devolvemos jamás llegan a ser vendidos de nuevo. Sí, sencillamente se tiran.

Optoro calcula que anualmente en estos momentos en EEUU se generan más de 2.000 millones de toneladas de basura que acaban literalmente en los vertederos de productos que siendo nuevos se han devuelto y no pueden ser reacondicionados para ser vendidos de nuevo, incluso por una fracción de su precio.

Es decir, simplificando mucho, mayor comercio electrónico significa más residuos y sobre todo lo peor, más CO₂.

Pensemos antes de darle al click del carrito de la compra y pasemos todos unas felices fiestas.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.