El futuro está en los nuevos modelos de tienda

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en marzo de 2020

La oportunidad de las tiendas para cuando acabe el confinamiento

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo Las tiendas de siempre son el nuevo ecommerce en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

Quién nos iba a decir que, en plena era del e-commerce, las tiendas físicas, las de toda la vida, iban a recibir la mayor inversión tecnológica en el mundo del retail. Sobretodo ahora que estamos confinados en casa. Un informe de CB Insights señala que el año pasado las inversiones de tecnología en tiendas aumentaron un 60%, a pesar de que el número de inversiones cayó un 21% en total.

Por ejemplo, se invirtió mucho en una serie de proyectos, como:

  • En las famosas tiendas sin cajeros…

  • En robots que van por la tienda detectando estantes vacíos…

  • O en etiquetas de precio electrónicas que pueden ofrecer descuentos personalizados.

En 2019 se invirtieron 19.700 millones de dólares en compañías de e-commerce, frente a los 3.700 invertidos en las startups de tecnología en tienda. Pero lo interesante es que la inversión en e-commerce lleva dos años cayendo y las de las tiendas, cinco años creciendo.

Esto demuestra que el e-commerce esté empezando a ser considerado como una economía Winner Take All, en la que hay un winner clarísimo (AMAZON!!) y solo un par de challengers como Alibaba o Mercadolibre en Latinoamérica.

Sea como sea, la tecnología en tienda va a seguir creciendo de dos maneras: con tiendas más listas, y con nuevos tipos de tienda.

Para empezar, las tiendas más listas tendrán:

  • Más checkouts sin cajeros…

  • Más realidad aumentada…

  • Más robots y pantallas…

  • … y una gestión de stocks más eficiente.

Pero ojo, no por ser más inteligentes, dejarán las tiendas de tener dependientes o vendedores. Eso sí, ahora deberán ser realmente buenos.

Por otro lado, también habrá nuevos tipos de tiendas, como el car-commerce, el smart vending o los online-to-offline popups, para conocer mejor el journey de los compradores y adaptarse a ellos.

Ahora que no podemos visitar las tiendas, la vida es entre otras cosas más aburrida. Los más mayores diremos que nos estamos aburriendo como una ostra, pero esta expresión no procede del delicioso molusco, sino del ostracismo, que era el destierro al que se sometía a los individuos peligrosos para Atenas.

Ah, ¿que quién soy yo? Soy una mini-antigurú que estoy ayudando a un mayor a hacer sus deberes.

Quedaos en casa. Nos vemos la semana que viene.