El móvil sirve para todo, menos para comprar

la-vanguardia-logo
Febrero de 2018, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

El móvil sirve para todo, menos para comprar

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo «¿Os da miedo comprar por el móvil?» en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

El otro día les pregunté a unos amigos que vinieron a cenar a casa (sí, ya lo sé, soy un anfitrión fatal, tendría que haberles preguntado sobre temas más interesantes como la final de Gran Hermano) que si hacen compras desde el móvil.

Casi todos me dijeron que no. Que las compras online prefieren hacerlas desde el ordenador.

¿Tú también? ¿Cuál es tu excusa? Tienes los dedos gordos y los botones son muy pequeños, te preocupa que te hackeen la VISA, crees que el teléfono es para posturear en Instagram, no para comprar chopped…

Debe ser que nos da miedito utilizar a nuestro mejor amigo para comprar… sí, sí, es nuestro mejor amigo… o algo más. Es lo último que vemos cuando nos acostamos y lo primero que miramos cuando nos despertamos, pero no compramos con él… ¿cierto?

Pues no. Los españoles somos más valientes a nivel mobile de lo que nos suponíamos. Casi un tercio de las ventas en ecommerce en 2017 se realizó por este canal: España 2017, 32,3%, lo cual nos coloca por delante de los franceses (27%), pero por detrás de los alemanes (36,8%) y muy por detrás de los indios (71,8%), que son los auténticos campeones mundiales de esta bella especialidad del mCommerce.

Y es que el mCommerce está creciendo a más de un 25% en los países occidentales. O sea, que deberíamos ir pensando si nuestra tienda mobile está vendiendo lo que debería, o seguimos dependiendo demasiado de lo que pasa frente a un mostrador.

No sé por qué, pero cada vez que hablo de mCommerce, me acuerdo de los M&M’s. ¿Sabías que Forrest Mars los inventó en la Guerra Civil española al ver cómo los soldados ingleses comían chocolate envuelto en azúcar?

Volvió a los Estados Unidos, se asoció con Bruce Murrie y… ¡M&M’s a tope!

 

Os veo la semana que viene.