Facebook, Amazon y Google pueden tener los días contados

Octubre de 2019, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

Por qué Facebook, Amazon y Google pueden llegar a desaparecer

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “¿Quién ha declarado la ‘guerra’ a los cuatro tecnores? en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

Elizabeth Warren, precandidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos, ha publicado en artículo su posición muy clara frente a Los Tecnores: Es el momento de dividir Amazon, Google y Facebook. De Apple no decía nada, pero tiene pinta de que tampoco se iba a salvar.

Su argumentación es bastante convincente: ‘casi la mitad del e-commerce pasa por Amazon, y un 70% del tráfico de Internet se realiza a través de webs controladas por Facebook o Google. Para reestablecer el equilibrio de poder en nuestra democracia, promover la competencia y asegurar que la nueva generación de innovaciones tecnológicas es tan potente como la actual, ha llegado el momento de dividir a los gigantes tecnológicos.’

Pues bien, este verano, la maquinaria americana de demolición de monopolios ha comenzado a funcionar. Una coalición de ocho estados, liderados por la Fiscalía de Nueva York está investigando si Facebook está violando las leyes antimonopolio. Además, la Federal Trade Commission se ha puesto a estudiar a Amazon, y el Departamento de Justicia tiene a Google en el punto de mira.

Tras años criticando a la Unión Europea por ‘antiamericanista’ debido a las multas impuestas a Los Tecnores, parece que las autoridades americanas han cambiado de parecer y están comenzando un camino que quizás llevará a su división, casi ocurrió con Microsoft en su momento (aunque al final, tras años de juicios llegaron a un acuerdo de transparencia y de separación de unidades de la empresa).

Y ahora que estamos comentando el tema de los monopolios, siempre es conveniente saber que el Monopoly más caro del mundo fue diseñado por el joyero Sidney Mobell: el tablero es de oro y las casas y hoteles tienen diamantes y rubíes. Dos millones de dólares. Ou yeah.

 

Os veo la semana que viene.