¿Ganará el teletrabajo o viviremos un regreso al pasado?

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en mayo de 2020

3 formas de volver a la oficina en la nueva normalidad

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo Las oficinas tienen 3 formas de desconfinar en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

Vamos a imaginar que la covid19 se ha terminado. Que no hay riesgo de contagio. Que desde un punto de vista de salud no hay problema alguno. Si en las empresas hicieran una encuesta y preguntaran a los directivos/as si desean volver a estar en la oficina con los equipos de trabajo alrededor como en la época pre-covid, ¿que creeís que responderían?

Yo se lo he preguntado: más del 80% me ha dicho que quieren su oficina de siempre, con sus equipos de siempre trabajando esencialmente como siempre. De acuerdo es un sueño… pero ahí está.

Fijaros qué interesante, estamos todos preocupados con la idea de si cambiará o no el mundo, cuánto y con qué profundidad…y en realidad lo que parece que va a pasar es que queremos volver al anterior lo más rápidamente posible. Existe un riesgo evidente: Lo pronto que olvidaremos esta etapa sin aprender, sin reflexionar. Hemos de aprender a desaprender… pero eso nos cuesta tanto.

Mientras regresamos a la nueva normalidad (no entiendo cómo puedes regresar a un sitio en el que no hemos estado, pero esa es otra conversación), comienzo a detectar que las empresas tienen tres tipos de planteamiento de cómo va a ser su espacio en la oficina tras la desescalada si todo va bien:

Las empresas que se adaptan, pero solo un poco

Con el número 1: Las “yo me adapto pero no me muevo de mi sitio”. Se trata del grupo más numeroso como he dicho, con un 80% aproximadamente.

Son las están pensando cómo regresar cuanto antes a la oficina, la de siempre… (sí, con planes diversos de aterrizaje…distancias…. adaptando más o menos a la normativa el espacio de trabajo) pero quieren recuperar la forma de hacer anterior…lo más rápidamente posible.

Aquí huele mucho a IBEX y también un poquito a pymes, que les cuesta reaccionar en este nuevo contexto.

Las avanzadas

Las segundas: Las avanzadas. Son las empresas que van a cambiar los espacios de forma profunda (nuevos espacios, nuevos procesos, nuevos organigramas… todo nuevo).

Las radicales

Y para terminar en tercer lugar: las radicales. Son aquellos que se cuestionan claramente si quieren regresar a la oficina, es decir, si tener eso que llamamos oficina, con un lugar y un espacio en el que colocar la foto de la primera comunión de tu hija. Aquí hay compañías que se plantean si alquilarán un día por semana una sala en un hotel, un espacio común perfectamente esterilizado (con sello de calidad de desinfección) para mantener las reuniones imprescindibles.

En las avanzadas y las radicales veo a las empresas modernas, innovadoras, muchas de ellas con directivos españoles (sean o no multinacionales extranjeras) que arriesgan y desarrollan una visión acorde a los tiempos. Y muchas de estas son pymes. ¡Bravo!

Ánimo y salud

Os veo la semana que vine.