La insospechada e injusta consecuencia del teletrabajo: ¿Quién promociona más?

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en febrero de 2022

El injusto e insospechado efecto del teletrabajo: ¿Qué te hará ascender?

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo: La insospechada e injusta consecuencia del teletrabajo: ¿Quién promociona más? en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

Los y las jefas deben pensar con cuidado cómo va a ser el teletrabajo en el futuro. El 2022 va a ser el año en el que el humo de los fuegos de artificio provocados por la covid-19 se va a disipar dejando a la vista cómo será el trabajo del futuro.

Por primera vez vamos a diseñar cómo es el trabajo híbrido, ese que compagina unos días en casa y otros en la oficina. Porque de lo que no cabe duda es que el futuro del trabajo es híbrido. El teletrabajo llegó para quedarse y ahora resulta que no. Que se compagina con el trabajo de toda la vida en la oficina. Es el momento de diseñar este nuevo entorno laboral. Y cuando lo haces descubres retos importantes. Por ejemplo, resulta curioso que cuando le preguntas a los empleados y a los jefes cuánto deberíamos estar en la oficina la respuesta es diferente según un estudio:

  • Los empleados quieren estar aproximadamente la mitad del tiempo en remoto y la mitad en oficina, es decir, 2,5 días en cada lugar
  • Y, en cambio, los jefes quieren que sus empleados estén 4 de los 5 días laborables de la semana.

¿Cómo resolver esto? ¿Quién debe decidir?

Otro reto monumental lo encontramos en las consecuencias que acarrea ir a la oficina. Me explico. En una investigación publicada en HBR vemos que quien no va a la oficina tiene un 50% menos de posibilidades de ser promocionado.


Ir a la oficina sesga a los y las homínidos jefes y jefas para considerar que ese profesional está más comprometido que aquellos colegas que trabajan en remoto, cuando no hay evidencia de que sea así, porque puedes ir a la oficina y estar tocándote ciertas partes de tu anatomía con pasión. Al final justicia es lo contrario de favoritismo, justicia es darle a cada uno lo que pertenece en un contexto de igualdad para todos.

De hecho, otro desafío está relacionado con qué perfil quiere ir a la oficina. Una investigación de Future Forum daba como resultado que en EEUU solo un 3% de personas de color del colectivo de trabajadores formados quería regresar a la oficina cuando el mismo perfil, pero blancas era del 21%.

Si unimos esta idea con la anterior, prioridad de a quién se promociona, en un hipotético futuro promocionarán antes los hombres blancos que otros colectivos. Esto implica una pérdida de diversidad monumental y no es precisamente lo que llamaría progreso.

Debemos tener cuidado porque si únicamente nos relacionamos con perfiles como nosotros corremos el riesgo de creer que el mundo está lleno de GCU, es decir, gente como uno. Esto fácilmente puede provocar que primemos a estas personas frente a otras o que discriminemos a otros por el mero hecho de ser diferentes. O peor, llevando al absurdo esta teoría corremos el riesgo de creer que las democracias son falsas porque si no ganan los míos (los que son y piensan como yo) las elecciones son un fraude y no tienen validez. Si pensamos así pronto veremos cosas inconcebibles, por ejemplo, no sé…Como tras unas elecciones a presidente de los EEUU que se ataca el capitolio de los EEUU bajo el grito de elecciones fraudulentas. Ah…no espera…que eso ya ha pasado.

En un mundo socialmente distanciado, donde las pantallas lo ocupan todo, lo que provoca que no s aislamos constantemente, corremos el riesgo de generar entornos de trabajo desiguales. Ir o no ir a la oficina debería pensarse con cuidado. Hemos de dedicar tiempo además de atención a mezclarnos con personas diferentes a nosotros.

Yo pienso constantemente actividades para mis hijas donde relacionarse con personas diversas a ellas. Es el único antídoto que conozco para crear sociedades más cohesionadas y justas. En nuestra mano está generar un entorno de trabajo adecuado y equilibrado para todos. Ahora es el momento.

Más ideas en el próximo no lo veas.