La publicidad personalizada llega a la tele

Diciembre de 2019, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

¿Una tele distinta para cada uno? Sí, en la publicidad

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “La televisión de toda la vida se digitaliza para venderme cafés” en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

Era una plácida tarde-noche de otoño-invierno y me encontraba zapeando entre mil maneras de morir y la casa empeños. De repente, en la pantalla de mi salón de toda la vida apareció el ya clásico mensaje de aceptar cookies que asola a cada minuto la pantalla de mi portátil.

Un sudor frío recorrió mi cuerpo, las cookies también amenazaban con conquistar lo que yo consideraba mi vida offline, que resulta que también es online.

Es el precio que hay que pagar por los Smart TV. Tiene sus cosas buenas: si los canales de tele saben lo que veo y cuándo, podrán mejorar su programación… pero lo malo es que también podrán ajustar los anuncios que me muestran. Por ejemplo, en el Reino Unido ya filtran y emiten anuncios completamente segmentados.

Y es que Netflix y compañía saben mucho de nosotros. Saben qué tipo de peli me gusta ver en casa los sábados por la tarde y, ahora, me pueden interrumpir para sugerirme: ‘oye Pablo, ¿no te apetece tomarte ahora un Nespresso?’

No hay que descartar que acabemos instalando un adblocker en la tele, porque esta tecnología permite realizar publicidad transmedia, y esos productos que nos perseguían en los banners de las webs que visitábamos, ahora también pueden asaltar nuestra pantalla clásica.

A lo mejor esto de las cookies en la tele es de lo más normal y soy yo que me hago mayor y por eso me sorprenden estas cosas.

Lo que no me sorprende tanto es que España es el segundo país con mayor esperanza de vida del planeta, con 85,7 y 80,3 años para mujeres y hombres, el doble que hace cien años.

Es más, al llegar a los 60 años, la esperanza de vida sube hasta los 85. Y ya hay un 25% de la población por encima de los 60, por lo que cada vez se desarrollarán más productos a la carta para este macro-colectivo, como la alimentación funcional creada en Japón, productos que ayudan a tratar patologías asociadas al envejecimiento.

 

Os veo la semana que viene.