Las empresas quieren talento digital, pero no pagan por él

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en octubre de 2020

¿Hay futuro para el talento digital en España?

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “¿Recompensan las empresas el talento digital?” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

Se dice, se comenta, se afirma, como decía el inigualable Jesús Hermida, que hay una guerra por el talento en el mundo digital. En base a ella, los que más saben de digital más cobran. El talento en bits escasea y al ser difícil de encontrar se paga más por esos homínidos y homínidas.

Sin embargo me ha parecido sorprendente el hallazgo surgido de las respuestas obtenidas de una investigación que he realizado tanto con empleados, como directivos como consejeros de empresas localizadas en diferentes países de Europa, con una facturación acumulada de miles de millones de euros. A la pregunta de si sus empresas recompensaban las capacidades digitales en su salario pagando algo más a sus empleados aquí tienen las respuestas obtenidas:

De hecho, poniendo el foco entre las capas dirigentes de las empresas, es decir en los directivos y consejeros, prácticamente el 100% de los profesionales entrevistados ha negado que en su comité de dirección o en su consejo se pague más por disponer de profesionales con fuertes conocimientos en el ámbito digital. así que no, no se paga más por disponer de más capacidades digitales. Vista la contundencia de la respuesta caben cuatro hipótesis para explicar los resultados:

  1. La primera: Tal práctica no existe, ni hay guerra, ni batalla, ni siquiera escaramuza en las empresas de la economía tradicional. ¿Están a por uvas?
  2. La segunda, de existir tal batalla, no aplica a los participantes de la investigación (por carecer de estas capacidades, al no tenerlas no les pagan más, algo improbable debido al tamaño de la muestra).
  3. Existe una tercera opción, que podría ser que los entrevistados desconozcan si es así, porque es a ellos únicamente a los que no les aplica (algo improbable de nuevo atendiendo al tamaño de la muestra).
  4. La cuarta y última hipótesis sería que los profesionales de las empresas entrevistadas no han detectado este asunto como relevante, y que, por tanto, no tienen esa necesidad de contratación, una con fuertes capacidades digitales (algo difícil de imaginar porque todas, repito, todas las compañías están en un proceso u otro de transformación digital).

En la investigación, me pareció especialmente interesante la respuesta de un alto ejecutivo a la pregunta relativa a este punto cuando dijo:

«No, en nuestra empresa, de hecho, es al revés, normalmente pagamos menos a los que disponen de conocimiento en el mundo digital, porque son los más jóvenes, acaban de llegar y entran desde abajo».

Maravilloso. Más ideas en el próximo No Lo Veas.