Las tiendas online de toda la vida invaden las calles

Abril de 2019, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

El retail on se pasa al off


Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo «Los invasores digitales se apoderan de las calles» en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

Se está produciendo un fenómeno curioso en el retail: las tiendas online nativas están saliendo de las pantallas para tomar nuestras calles. La estrategia tiene sentido porque, además de apostar por la omnicanalidad, las tiendas físicas hacen que las marcas sean más visibles y generan la actitud positiva psicológica de ‘mira qué bien les va a estos, que ya hasta abren tiendas’.

Y están revolucionando el sector, porque utilizan la tecnología y los insights de cliente que consiguen a través de los datos en internet para transformar la experiencia de compra en las tiendas. ¿Cómo?

En primer lugar, intentan eliminar las fricciones. Porque los vendedores online saben mejor que nadie que si su consumidor se atasca en algún sitio, abandona inmediatamente la compra. ¿Te fastidian las colas en las cajas? Amazon Go te quita las cajas.

¿Te molesta no encontrar en la tienda lo que has visto en la web? Los clientes de Ssense pueden mirar sus 20,000 referencias en la web, elegir qué se quieren probar en la tienda y tenerlo allí en una hora.

Después, utilizan la tecnología para transformar la compra en una experiencia divertida, memorable y que apetezca repetir. Y repetir. Y repetir.

Además, son capaces de medir más y mejor. El éxito o fracaso de una tienda venía dado por el ratio de ventas por metro cuadrado, y esto ha provocado el cierre de muchas tiendas. El Internet de las cosas o los mapas de calor nos permite medir en tiempo real los productos que despiertan un mayor interés y actuar en consecuencia.

Desde luego, este conocimiento le hubiera venido fenomenal a los invitados a la cuarta boda de Barbara Hutton que recibió 11 cafeteras idénticas como regalo de distintos invitados y se inventó el concepto de lista de bodas para que no le volviera a pasar. Que bárbara esta Bárbara.

 

Os la semana que viene.