Los unicornios ya no son lo que eran

Enero de 2020, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

Las burbujas que estallarán en el 2020 son las puntocom

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “Las grandes startups tecnológicas están que lo tiran” en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

La burbuja de los unicornios tecnológicos está a punto de estallar. Los inversores se empiezan a cansar de apostar su dinero en compañías que, en un powerpoint, tienen una pinta estupenda pero, en la fría realidad de los números, están muy lejos de ser rentables.

WeWork ha tenido que posponer su salida a bolsa. Parece que eso del coworking cool no es tan rentable. Además, de las cinco principales OPV tecnológicas de 2019, todas ellas (Pinterest, Uber, Slack, Zoom y Lyft) están cayendo con bastante estrépito.

Y, si hablamos de rentabilidad, el drama es aún más acuciante. Otros unicornios que sufren son Tesla, que lleva un año sin aumentar ingresos y dando pérdidas cada trimestre:

Y Snap, una auténtica máquina de perder dinero:

¿Y si les pasa esto a las grandes promesas, a los unicornios más sonados, qué pasa con las pequeñas?

Las marcas disruptivas se están dando de bruces con la realidad del mercado. Quizás sea el momento de que se pinche la burbuja de las startups y se produzca una corrección en la que solo sobrevivan los fuertes. Este pinchazo se puede acelerar en 2020 si las autoridades fuerzan la división de alguno de los Tecnores y se produce una caída en cadena motivada por el miedo. Y es que las únicas burbujas buenas son las de Navidad.

Quizás sería mejor invertir algo en la NASA, cuyo presupuesto anual es de 21.500 millones de dólares, cuando en 1965 era de 41.800 millones. Es que así no vamos a poder comprarnos un apartamentito en Marte ni de casualidad antes del 2220.

Os veo la semana que viene.