¿Qué hacer si tu hijo de 10 años te pide un móvil?

Marzo de 2019, artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia

¿Qué hacer si tu hijo de 10 años te pide un móvil?


Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo «Si tu hija te pide un móvil con 10 años…» en la web de La Vanguardia, o leer la transcripción a continuación:

 

En estos días de Mobile World Congress, yo he podido disfrutar, en la comodidad de mi domicilio, de las ponencias de otro congreso, quizás más importante. El Mobile Gabriela Congress.

Mi hija Gabriela ha cumplido 11 años y ya no puede vivir sin móvil porque ‘¡Jo, papá, todas mis amigas lo van a tener este año…!’. No para de impactarme con ese motivador slogan.

Pero lo que no sabe es que su padre es un tremendo procesador de datos y ha descubierto que, en España, el 26% de los niños de 10 años tienen smartphone, el 75% de los de 12, y el 91% de los de 14. Así que 3 de cada 4 niñas de su clase TODAVÍA no tienen móvil. Pero sé que estoy perdido.

Y no quiero ni pensar para qué lo va a utilizar: la edad de inicio de consumo de contenidos para adultos ha descendido a los 9 ó 10 años. Triste pero cierto.

Las marcas saben que la mejor manera de construir su imagen con sus futuros consumidores es, como me harto de repetir en mis conferencias, a través del móvil, el mejor canal para entablar una relación más cercana. Y comienzan a incluir a los menores en su target.

Contenido prohibido + marcas que molan + redes que no ven tus padres = un caramelo demasiado jugoso. Quizás haya llegado el momento de rendirse: se lo compraré si se lo gana con su trabajo que es estudiar y su compromiso y actitud en casa y con su entorno. Eso de que le toca porque se hace mayor, me parece un mal ejemplo. Yo me he hecho mayor y no tengo un Ferrari….mira que lo pido y nadie, NADIE me lo ha regalado (aún).

Así que debemos ir poco a poco. Para protegerla me gustaría que firmáramos un acuerdo (sí, una especie de contrato paterno-filial) con cláusulas que incluyan que en el inicio lo puede utilizar solo en casa (con datos pero sin tarjeta) hasta que veamos que sabe lo que hace, y usarlo como máximo una hora al día y solo durante el finde. De hecho la idea que me parece adecuada para una personita tan pequeña es que su móvil no es suyo sino nuestro, de los mayores. Debe aprender a usarlo. El móvil viene sin carné de uso…y debemos enseñarles a manejarlo. Porque les queremos.

Incluso instalando una app como Qustodio que limita el uso y nos permite a los padres monitorizar lo que se hace desde ese maldito cacharro. Para los que anden pensando en todo esto de enseñar a usar el móvil a sus hijos en la web Internet Segura For Kids (IS4K) tenéis mucha más información para gestionar estos temas.

Pero ojo, si vuestros hijos os parecen precoces, qué me decís de Rakhim Kurayev, un niño checheno de 5 años que ha realizado 3202 flexiones en 2 horas y 22 minutos. Hay días que yo no hago tantas.

 

Os veo la semana que viene.