Si no te puedes diferenciar con los bits, hazlo con el ladrillo

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en marzo de 2020

El futuro de la tienda online es… abrir una tienda física

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “El futuro de la tienda online es abrir una tienda física” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

No sé si a vosotros os pasa, pero hay ocasiones en las que tengo abiertas varias ventanas con webs de e-commerce y no sé en cuál estoy. Me pierdo, todas me parecen iguales. Ya puedes comprar cápsulas de café o un tobogán acuático inflable de 10.000 euros, que la experiencia de compra es la misma.

Lo que es fantástico como experiencia de usuario limpia y pulida, es horrible para la diferenciación.

Hubo un tiempo, que ya nos parece muy lejano, en el que solo los más avanzados disfrutaban de la tecnología. Solo unos pocos elegidos tenían transaccional en su web y marcaban la diferencia. Ya no. Por eso están abriendo tiendas, para crear experiencias que les distingan de la gran masa del comercio electrónico. Como con los bits ya es difícil marcar la diferencia, volveremos al contacto con los anticuados homínidos como arma definitiva para recuperar el trato cercano con el cliente y generar nuevas ventas.

Son buenas noticias para nuestras tiendas de proximidad, las de toda la vida. Esas que nos humanizan las grandes calles comerciales, evitando que no sepamos distinguir entre un barrio de Segovia y uno de Varsovia.

Pongamos tecnología en nuestras vidas, claro que sí, pero no invirtamos en exceso en ella si no nos hace diferente.

Y hablando de comercios de proximidad, el nombre del más famoso de todos los tiempos, el Badulaque que aparece en Los Simpson, es un invento de Carlos Revilla, el doblador de la serie, que adaptó la acepción en el diccionario de la palabra. El significado original de “Badulaque“ es el de “aderezo con varios ingredientes”, y tiene poco que ver con Kwik-e-mart, el nombre original.

Os veo la semana que viene.