covid19

El coronavirus gana a Trump y contagia a los medios

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en julio de 2020

El coronavirus gana a Trump y contagia a los medios

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “El coronavirus gana a Trump y contagia a los medios” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

El Wall Street Journal aseguraba recientemente que el nombre del virus ha superado al de Trump en las búsquedas por internet. Menos Trump “es” bien. Algo bueno tenía que traer la actual situación.

Lo que no es tan bueno es que estando en un momento de máxima audiencia por parte de los medios de comunicación de todo el mundo, los anunciantes no quieren que sus marcas se asocien con el maldito virus.

Esto ha provocado caídas increíbles en los ingresos de los medios. Mirad estos datos del mercado publicitario digital americano, donde un 2/3 de los vendedores de publicidad han visto caer los precios desde el inicio de la pandemia.

Curiosamente, aunque nuestras naricitas están todo el día conectadas a internet cuanto más grande la pantalla… más ha resistido el precio publicitario.

Junto con ello ha aguantado muy bien el precio publicitario de los podcast.

Quizás por ello, los medios estén tratando de reducir desde hace años la dependencia de la publicidad intentando aumentar la base de suscriptores por medio de incrementar la calidad de los contenidos, con menos noticias y más análisis. Periódicos como el Le Monde en Francia o el Times del Reino Unido han reducido el número de noticias, tienen menos pero de más calidad y, ¡sorpresa!, han aumentado su audiencia. El Guardian por ejemplo ha reducido un tercio y ha mejorado el tráfico de su web según su editor. Menos es más.

Lo que seguro será menos en el mundo de la prensa es el papel. La muerte de lo impreso en los periódicos es una tendencia imparable. Mientras el on-line continúa con su crecimiento imparable mirad lo que pasa con la tinta impresa desde hace años:

Y la covid, intuyo, lo ha acelerado. Hay décadas en las que no pasa nada y luego hay semanas en las que pasan décadas.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.