La transformación digital es un estado mental

Artículo y vídeo publicados originalmente en La Vanguardia en febrero de 2021

“Papá, no te enteras de nada del digital”

Puedes ver arriba el vídeo completo, ver el artículo y el vídeo “Papá, no te enteras de nada del digital” en YouTube, o leer la transcripción a continuación:

 

En un mundo en el que todo cambia, uno de los objetivos de cualquier directivo debe ser distinguir las barreras que impiden transformar su organización.

En una investigación reciente que he realizado, he entrevistado en profundidad a decenas de altos directivos y consejeros de empresas con presencia en más de 50 países. Hacerlo me ha permitido identificar los elementos que condicionan la percepción que éstos tienen en relación a la transformación digital.

He comprobado que más que seres racionales somos sobre todo animales. ¿Por qué? Gracias a detectar 5 factores que condicionan las vivencias que todos nosotros tenemos con el mundo digital, y de cualquier alto ejecutivo o consejero también, esto tiene un impacto brutal a la hora de definir el alcance que la transformación digital tiene en las empresas.

Voy a poneros un ejemplo para que se entienda mejor: Recuerdo una conversación con el presidente del consejo de una conocida empresa financiera. Era alguien muy bien preparado y con varias titulaciones, además de una carrera exitosa. Me explicaba apenado que en casa, sus hijos le trataban de tonto digital para arriba porque no sabía utilizar del todo bien ni las aplicaciones de su móvil, ni el GPS del coche ni la domótica de su domicilio. Le habían dicho tantas veces aquello de “Papá, no te enteras de nada de esto del digital” que el pobre se lo había creído y su vivencia en relación al digital era mala.

De acuerdo, puede ser que no se le diera tan mal pero el contexto generaba un escenario que por extensión afectaba al alcance que la transformación digital podía tener en su empresa. Estaba claro que él precisamente no iba a ser ambicioso porque él la vivía con angustia. Así que estas vivencias construyen un marco de actuación que fijará los límites, el alcance que tendrá la transformación digital en su empresa.

Las palancas clave que provocan este estado mental son: velocidad, duración, intensidad, extensión e incertidumbre.

Todas ellas están interrelacionadas y todas en su conjunto van a provocar que tu vivencia acerca de la digitalización sea mejor o peor.

Porque cuando hablamos de la transformación digital nos olvidamos que antes de ser consejeros o directivos somos personas, individuos, con virtudes y defectos, fobias y filias, luces y sombras. Esto, aunque parezca trivial, tiene un impacto impresionante. La vivencia de los cinco elementos que he mencionado da lugar a tres perfiles actitudinales diferentes respecto a la transformación digital por parte de los directivos y consejeros de empresa que resumiría en estos estereotipos:

  • El grupo de «iniciados» tiene un discurso que se caracteriza por la «instrumentalización» de la transformación digital. Se quejan de los cambios que deben acometer y no les gusta tenerlos que hacer. Ven la tecnología solo como una herramienta. En este grupo conviven comodones, miedosos y ciegos de la transformación digital. Todos los iniciados comparten temores por su falta de preparación digital y de visión. En general sienten rechazo y distanciamiento con la transformación digital. Ponen el foco en las herramientas tecnológicas y no en la transformación del negocio.
  • Los altos directivos y consejeros que clasifico con una madurez digital media entienden la transformación digital con una óptica positiva aunque inevitable. La aceptan pero la quieren acometer con seguridad en cada paso.
  • El grupo de profesionales «avanzados» muestra mayor apertura a la complejidad y aunque son conscientes de que ésta conlleva más problemas también trae mayores avances. Son los que tienen una concepción más amplia de la transformación digital. Éstos entienden que de las dos palabras que conforman el concepto de transformación digital, a pesar de que otros se obsesionan con la palabra digital ellos no, porque saben que la clave es la transformación. Éstos ven que las empresas se digitalizan pero los profesionales se transforman y que por tanto lo complejo es transformar y no digitalizar.

Si tuviera que representar gráficamente al grupo menos avanzado frente al avanzado lo haría por medio de estos gráficos.

Los iniciados primero piensan en sistemas para después hablar de procesos, luego de personas y organización.

Sin embargo los consejeros y directivos avanzados saben que deben construir una visión movilizadora para toda la organización, facilitando el desarrollo de las capacidades de las personas, para tras ello trabajar en los procesos y por último en los sistemas.

Más ideas en el próximo No Lo Veas.